Principios Institucionales

  • 1. Excelencia. El Colegio Árabe se compromete a fijar objetivos valiosos, producir un mejoramiento continuo y cumplir altos estándares en la formación de sus estudiantes y en la gestión que realice. Para ello se requiere que los integrantes de la comunidad: directivos, profesores, estudiantes, sus familias y funcionarios, muestren la voluntad permanente de auto-exigirse y no conformarse con el mínimo esfuerzo o logros superficiales. Deben mostrar siempre la voluntad de alcanzar los mejores resultados en las tareas que emprendan.
  • 2. Práctica gradual y prolongada. Por considerar que la adquisición de capacidades y valores, no es un acto espontáneo y se acrecienta a medida que los estudiantes progresan en su formación, se dosificarán, incrementarán y reforzarán, permanentemente, con diferentes grados de dificultad durante su permanencia en el colegio, desde el nivel pre-escolar hasta el último nivel de enseñanza media.
  • 3. Motivación y diálogo permanentes. Las personas para desarrollarse y ser felices deben construir sueños, fijarse objetivos y trabajar incansablemente para hacerlos realidad. Promoveremos el diálogo con los estudiantes y entre ellos, para que desarrollen: propósitos de carácter académico, el pensamiento reflexivo, sean personas creativas, capaces de enfrentar desafíos, respetuosas de la dignidad de las personas, participativas, solidarias y comprometidas
  • 4. Retroalimentación oportuna y permanente. El conocimiento oportuno de los logros y fracasos es determinante para una formación de excelencia. Por ello la evaluación se constituirá no sólo en una instancia para calificar a los estudiantes, sino por el contrario como orientación para potenciar sus fortalezas y superar sus debilidades.
  • 4. Retroalimentación oportuna y permanente. El conocimiento oportuno de los logros y fracasos es determinante para una formación de excelencia. Por ello la evaluación se constituirá no sólo en una instancia para calificar a los estudiantes, sino por el contrario como orientación para potenciar sus fortalezas y superar sus debilidades.
    Se realizarán evaluaciones sistemáticas y más breves en extensión, cuyos resultados deben ser conocidos prontamente y los contenidos de mayor dificultad analizados y resueltos en el desarrollo de las actividades de aula.
  • 5. Aprendizaje Activo. Se promoverá que los estudiantes abandonen el rol de receptores pasivos y sean protagonistas de su crecimiento a través de la investigación. Los profesores estimularán y facilitarán el aprendizaje, dentro y fuera del colegio y fomentarán el trabajo colaborativo, induciéndolos a que se organicen para trabajar, estudiar, resolver problemas reales y contemporáneos, elaborar proyectos y formar equipos de trabajo para buscar y analizar información recogida en actividades de taller o en terreno.
    De esta manera los profesores actúan verdaderamente como facilitadores del aprendizaje proponiendo experiencias estimulantes y relevantes.
  • 6. Efectividad Formativa. La formación verdaderamente efectiva descansa en las redes interactivas que forman autoridades, profesores y estudiantes de una institución educativa, pequeña o grande. No se logra sólo con la adquisición de capacidades y valores, es necesario comprender la realidad del país y del mundo. No se da sólo en la sala de clases, también en los laboratorios, talleres, salidas a terreno, en los contactos formales e informales fuera de ellos y hoy, cada vez más intensamente, a través de las tecnologías de información y comunicación.