Carta del Rector

Hemos visto cómo la sociedad está cambiando hacia un colectivo donde las relaciones de colaboración son cada día más determinantes para la consecución de nuestros objetivos. Los nuevos tiempos muestran que cada día existe una creciente necesidad por individuos con habilidades y actitudes para hacer, inventar y construir soluciones a problemas nuevos.

Entonces, ¿Qué debemos pedir a los sistemas educativos de hoy?. Preparar a nuestros jóvenes para lo desconocido. Trabajos que aún no se han inventado y problemas que tal vez no vislumbramos. Si bien el mundo siempre ha funcionado así, la novedad es que hoy estamos más conscientes de esta realidad, debido a la rapidez con la que cambia la sociedad. En virtud de ello, debemos afrontar los desafíos escolares como oportunidades para aprender contenidos, desarrollar habilidades y generar actitudes que servirán para la vida. Estos tres pilares harán de nuestros jóvenes, personas versátiles, capaces de aprender en forma continua y según sus necesidades.

A menudo, los estudiantes se preguntan ¿Para qué me sirve aprender esto o aquello?. Para responder esta interrogante debemos mirar más allá del contenido.Éste ofrece un contexto para articular una experiencia educativa que permitirá desarrollar habilidades como el análisis, el pensamiento lógico, la inferencia, expresión oral y muchas otras. Es muy poco probable que sepamos hoy con exactitud para qué servirá todo lo que aprendemos, porque el mundo cambia. Por lo tanto, quien deberá dar respuesta a esa pregunta será el mismo estudiante. Somos responsables de dar sentido a las cosas que aprendemos en función del camino que hemos elegido y la experiencia construida.

Con esta macro visión de la etapa escolar, les doy la más cordial bienvenida. Un saludo especial a las familias y estudiantes que se incorporan a nuestra comunidad educativa deseando para ellos, el mayor éxito y un proceso de inserción pleno.

Este año estará marcado por la operacionalización del nuevo proyecto educativo, que fue presentado en noviembre del año pasado. Los desafíos que se han planteado son ambiciosos, pero estamos seguros que generarán en nuestros estudiantes experiencias educativas enriquecedoras y de alto valor agregado. Por ello, iniciaremos el año con una capacitación para todo el equipo docente y directivo, en el diseño Universal de Aprendizajes (DUA), el cual permitirá no sólo replantearnos las formas y metodologías para la gestión docente dentro del aula, sino que simultáneamente incorporar estudiantes con algunos tipos de necesidades educativas especiales transitorias y/o permanentes en un proceso gradual. Este es sin duda, un paso concreto en hacer de nuestra propuesta educativa y la comunidad escolar, un centro más inclusivo.

El énfasis de la nueva propuesta apunta al diseño de esquemas de aprendizaje que agreguen valor al estudiante y le permitan desarrollar gradualmente capacidades determinantes para su desarrollo integral. Considerando los siete principios institucionales que se han definido, el nuevo modelo responde a la visión de formar personas cultas, reflexivas, persistentes, emprendedoras, equilibradas y con capacidades de liderazgo. Dado el contexto en el cual crecerán nuestros hijos, influenciado por un proceso de globalización iniciado hace más de una década, tenemos el deber de formar personas que puedan desenvolverse en ambientes multiculturales cada vez más complejos.

Estimados alumnos, en su proceso de formación deben ser los protagonistas, abordando sus deberes con una actitud positiva. Los desafíos escolares son oportunidades para adquirir conocimientos y desarrollar nuevas capacidades, que harán de cada uno mejores personas. Dentro de algunos años ustedes serán los protagonistas del devenir de nuestra sociedad. Por ello, nuestro proceso formativo está orientado a que sean capaces de contribuir al desarrollo de la humanidad como buenos ciudadanos del mundo. La adversidad es parte de la vida y necesaria para desarrollar estrategias que les permitan resolver problemas. Recuerden que el esfuerzo, la perseverancia y el compromiso con el trabajo bien hecho siempre tienen su recompensa.

La familia es un pilar fundamental para la formación de nuestros estudiantes. Esperamos de los padres y apoderados, el adecuado acompañamiento en el proceso escolar de sus hijos, respetando las normas institucionales, a través de una alianza entre docentes y apoderados, que favorezca el desarrollo de la autonomía en cada estudiante.

Les envío un cariñoso saludo con la seguridad de que este nuevo año escolar, estará lleno de aprendizajes y crecimiento para todos. Mucho éxito!.

Afectuosamente,

Jorge Luis Alamoخورخي لويس العلم
Rectorمُدِير